El Síndrome de Down es un trastorno genético derivado de la existencia de tres copias del cromosoma 21. Lo habitual es tener 2 copias de ese gen (cromosoma 21). Es por eso que este síndrome también se conoce como trisomía 21. La actual Ley educativa LOMCE en su preámbulo expresa la necesidad del alumnado de desarrolle al máximo sus capacidades. “Solo un sistema educativo de calidad, inclusivo, integrador y exigente, garantiza la igualdad de oportunidades y hace efectiva la posibilidad de que cada alumno o alumna desarrolle el máximo de sus potencialidades”.

Por eso, los centros educativos deben garantizar la participación de todos los jóvenes en la vida educativa. Esto debe garantizarse en igualdad de condiciones, pudiendo recibir apoyo educativo adecuado a las necesidades individuales. A continuación vamos a hablar de las necesidades educativas especiales del síndrome de down en primaria. También mencionamos estrategias didácticas para una mejor atención de las necesidades del alumnado con síndrome de down en el aula. Nosotros creemos en la educación inclusiva del síndrome de down. Entendemos la necesidad de una acción en red para poder atender las necesidades de este alumnado. Por eso ponemos a disposición de los profesionales este Buscador de Asociaciones.

 

Alumnado con Síndrome de Down en en aula

Cada persona con síndrome de down es diferente en cuanto a habilidades, capacidades y necesidades. Aun así, podemos hablar de características comunes en las necesidades educativas especiales del síndrome de down.

  • Discapacidad Intelectual.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Necesidad de más tiempo para alcanzar los objetivos curriculares.
  • Dificultad en la comprensión y procesamiento de la información.
  • Mayor facilidad para olvidar lo aprendido.
  • Dificultad para transformar la información en conocimiento.
  • Escasez de iniciativa y proactividad.
  • Menor resolutividad frente a nuevas situaciones.

 

Síndrome de Down Intervención Educativa

Las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo que pueden presentar derivan de la discapacidad intelectual y las dificultades de aprendizaje. Estas necesidades se pueden atender y mejorar siguiendo unas estrategias didácticas.

  • El alumnado con Síndrome de Down tiene una mejor percepción visual. Por eso aprenden más facilmente con la ayuda de signos, imágenes, o videos.
  • Tienen una alta capacidad de observación e imitación. Esto les puede ayudar en la adquisición de ciertos aprendizajes.
  • Tienen una capacidad de aprendizaje continua. Esto significa que pueden alcanzar las competencias aunque sea en un largo período de tiempo.
  • Podemos contrarrestar el déficit de pensamiento abstracto. Para ello podemos utilizar actividades y ejemplos concretos.
  • Desarrollar los aspectos de autonomía personal mediante programas específicos. Debemos fomentar su autonomía
  • Tomar medidas del plan de centro de atención a la diversidad. Priorizar y empezar desde las medidas más generales, hasta las más específicas. Y si fuera necesario realizarles una adaptación curricular individualizada (ACI).El objetivo de estas estrategias y medidas de atención a la diversidad, incluido el ACI es claro. Debemos fomentar la participación y pertenencia de este alumnado al grupo y actividad educativa. Su paso por la escuela debe garantizar el proceso de inclusión social. Junto a la familia y otros profesionales deben enfocarse hacia la participación en sociedad y lograr una vida autónoma con igualdad de condiciones.